Descargar Keylogger gratis en nuestra web

Descargar Keylogger gratis en nuestra web
5 (100%) 15 votes

Para comenzar y que entiendas de un simple vistazo lo que es un Keylogger, es un programa de ordenador o de móvil que sirve para guardar en un archivo todas las letras que se han pulsado en el teclado. Se puede configurar de varias maneras, si por ejemplo la persona que ha instalado el Keylogger con la intención de leer lo que han escrito otras personas tiene acceso al dispositivo, puede hacer que el archivo se guarde en alguna carpeta y verlo posteriormente, pero si no es el caso, también se puede hacer que se envíe a través de Internet a algún ordenador que esté en remoto para poder verlo tranquilamente en otro equipo, en este caso estaríamos hablando de un Keylogger remoto.

Hay algunos de estos programas que además de capturar lo que se ha escrito, pueden hacer capturas de pantalla y otro tipo de actividades que sirven para controlar el equipo del usuario. Todo esto puede provocar que se expongan contraseñas, o datos privados, por lo que te recordamos que nosotros solo somos una web en la que explicamos lo que es un Keylogger y damos distintas opciones de descarga gratuita, pero no nos hacemos responsables en ningún caso del uso que se le pueda dar, solo somos una web informativa y de descarga de software, pero en ningún caso somos responsables del uso que se le dé al mismo.

Existen dos tipos de Keylogger, los que actúan en el “Hardware”, que es la parte física del ordenador y los que actúan en el “Software”, es decir, que son un programa. Los de Hardware se conectan entre el teclado y el equipo y guardan todas las pulsaciones del teclado en su memoria Internet (estos solo están preparados para grabar lo que se ha pulsado en las teclas, no la pantalla completa del equipo), uno de los inconvenientes que tienen, es que si se realiza una revisión física del equipo, se puede detectar fácilmente que hay algo conectado ahí, y también, si queremos usarlo por ejemplo en un ordenador portátil, no va a ser posible, porque tendría que ir conectado a un teclado externo.

Luego tenemos los Keylogger de software, que normalmente se dividen en dos ramas muy diferenciadas, los que son aplicaciones legítimas y los parásitos.

Los parásitos están en la misma categoría que los virus, los troyanos etc, y normalmente son usados por personas con malas intenciones en general o hackers para saber lo que una persona está haciendo en su ordenador sin su consentimiento. Los legítimos son programas legales que se usan por parte de empresas para saber si sus empleados están trabajando, o por ejemplo, por padres para saber lo que hacen sus hijos con el ordenador. A pesar de que estos programas son legales, también son un peligro que se tiene en cuenta por las empresas de protección de datos porque también pueden ser usados por personas con malas intenciones, ya que al igual que los Keyloggers maliciosos, se pueden activar en un equipo sin que la persona que lo está usando lo sepa.

Cosas que se pueden hacer con un Keylogger

En esencia, sea cual sea la categoría a la que pertenezca un Keylogger, lo que busca es violar la privacidad de una persona, con motivos más o menos legítimos. La persona que ha instalado el programa, o que ha conectado el dispositivo externo en un equipo sin que el usuario del mismo lo sepa, puede controlar durante el tiempo que quiera, incluso durante años, sabiendo toda la actividad que lleva a cabo con su ordenador. Cómo puedes imaginar, y sabrás por tu propia experiencia, a diario usamos los ordenadores para cosas como introducir contraseñas a servicios, vemos datos de nuestro banco, pagamos con nuestra tarjeta de crédito, hablamos con personas sobre cosas privadas, entramos a páginas web que no queremos que nadie sepa, enviamos documentos, accedemos a nuestras redes sociales y miles de cosas más que pueden acabar en manos de otra persona.

Por hacer un listado de cosas que es capaz de hacer un Keylogger, vamos a nombrar las más destacadas:

  • Hacer difícil su propia detección y una vez detectado su eliminación.
  • Guardar todo lo que se haya hecho en el ordenador en un archivo y enviar el mismo a una dirección de correo cada cierto tiempo.
  • Hacer una copia de todos los mensajes que se envíen y se reciban a través de correo electrónico.
  • Grabar todo lo que se hable en cualquier chat o aplicación de mensajería.
  • Puede guardar todos los nombres de usuario, contraseñas, detalles de todo tipo de cuentas de redes sociales, tarjetas de crédito, etc…
  • También puede guardar un historial de todas las páginas web que ha visitado el usuario, las búsquedas que ha hecho en Google, etc…
  • Se pueden ver los programas que usa el usuario habitualmente, los títulos de las ventanas que abre…
  • Tomar capturas de pantalla de lo que se está haciendo en un momento determinado o cada cierto tiempo, programando por intervalos.
  • En definitiva, se pueden grabar todas las pulsaciones que se hagan en el teclado y además en ocasiones y dependiendo del software, ver lo que se hace en la propia pantalla.

Una cosa esencial que si que diferencia normalmente a un Keylogger de un virus, es que los virus buscan propagarse a sí mismos, mientras que un Keylogger normalmente debe instalarse de forma específica en el equipo en el que se quiere utilizar.

Cómo se instala un Keylogger

Normalmente hay dos formas que son las más usadas para la instalación de un Keylogger

  • Cuando el software es legítimo, es el administrador del sistema o el dueño del ordenador o que lo instala, para cosas como las que hemos hablando anteriormente, como vigilar a un empleado o a un hijo, pero también es cierto que en ocasiones los hackers consiguen hacerlo.
  • Por otro lado cuando el programa es malicioso, normalmente se instala con ayuda de otro tipo de programas de este tipo como virus, troyanos, puertas de atrás (más conocidas como Backdoors) y otro tipo de software Malware de este tipo.

En ambos casos, el programa se instala en el equipo sin que el usuario común del mismo lo sepa y empiezan a espiar todo lo que hace, dando esta información a la persona que lo instaló.

Lo más común es que este tipo de programa se instale en sistemas operativos Windows, aunque como ya sabes, la tecnología no para de avanzar, por lo que realmente no hay ningún sistema operativo o plataforma en este momento que esté libre de poder recibir un ataque de este tipo.